Montañita | Fiesta y paz en el mismo lugar

Montañita es popular en estos días por ser el paraíso de los viajeros jóvenes con mochilas a cuesta. Pero también tiene lugar para el descanso de las familias que buscan disfrutar de la playa y relajarse.

A 180 kilómetros de Guayaquil, hace 50 años esta comunidad recibió las primeras visitas de turistas «alternativos». Buscaban olas y playas amplias. Con menos de cinco mil habitantes, es conocida por ser un «paraíso escondido» y escogido por miles de turistas.

¿Lo mejor? Aquí no te aburrirás nunca. ¿Lo peor? No querrás irte.

Playa

Este destino es reconocido por ser “la playa del surf” de Ecuador. Es la más popular de las paradas de la antigua Ruta del Sol, que recorre la costa bañada por el Océano Pacífico.

Las calles con edificaciones de caña y techos de paja acentúan el placer de encontrarte a metros del mar. Playas inmensas y agua tibia y clara lo incrementan. Pero si el sol está fuerte y sientes calor, un coco o una cerveza de los bares que hay sobre la arena te ayudarán.

Ver el atardecer. Nadar en alguna playa calma. Disfrutar del espectáculo que dan los surfistas. Broncearse al sol. ¿Cómo resistirse?

Gastronomía

La «calle de los cócteles» es, por supuesto, una de las más concurridas. Allí se pueden encontrar bebidas alcohólicas y música durante todo el día, y finalizar el recorrido en la playa.

¿Cómo decirle que no a una caipirinha sobre la arena?

Pero si crees que aún es temprano para beber, no te pierdas una rica comida. Puedes escoger algunas de las opciones de la amplia oferta gastronómica disponible. Desde platos típicos de Ecuador, hasta comida tailandesa o con raíces de algún otro país latinoamericano.

De seguro no te podrás volver a casa sin haber probado el ceviche, el trigillo o el sango.

Surf

Montañita es popular por ser uno de los mejores surf point de la costa ecuatoriana. Desde 1987 ha sido sede de los eventos anuales de surf y campeonatos de renombre.

Uno de los destinos predilectos por todos los surfistas

Este deporte es uno de sus principales atractivos, tanto para quienes recién se inician como para los más experimentados. Hay mucha variedad de clases para tomar y tablas para alquilar por horas, medio día o día entero.

De fiesta día y noche

Fiestas, música, cócteles y comida no faltan en las calles y en la playa. Principalmente de diciembre a marzo, cuando Montañita celebra su temporada alta. Se organizan numerosos festivales de música electrónica que se extienden hasta el amanecer.

Con opciones para todos los gustos, las discotecas ofrecen música electrónica, ritmos latinos o bandas tocando en vivo. Tú eliges.

A medida que avanza la noche, las inhibiciones desaparecen y el baile es garantía.

Tranquilidad

No todo aquí es fiesta. De hecho, los días de semana son bastante calmos.

Si bien Montañita es popular por las opciones disponibles para divertirse, también invita a los visitantes a desconectarse. Sin grandes edificios o pavimento, enseguida te pones en contacto con la vegetación tropical. Los pequeños cerros que rodean el pueblo añaden una atmósfera especial.

Edificaciones con caña y techos de paja

Aquí no encontrarás una multitud en las calles, pues la población es pequeña. Tal es así que en pocos minutos puedes recorrerla de punta a punta. Si deseas trasladarte un poco más allá de las calles transitadas, alquila una bicicleta y pon tus piernas en forma.

No importa hacia dónde te dirijas, tendrás un contacto directo con la naturaleza. Por un lado tienes la playa y su infinito mar. Si caminas en la dirección opuesta, encontrarás una gran variedad de vegetación y senderos. Sorpresas escondidas gritan por que las descubras.

Montañitas y naturaleza

Montañita no es sólo playa. También tiene pequeños cerros a su alrededor y senderos para caminar entre la vegetación. Los tours en bicicleta por la selva pueden llevarte a lugares increíbles. En las piscinas naturales de agua con alto contenido de azufre hallarás muchos beneficios para la piel.

Cascada dentro de Dos Mangas

Una de las opciones es la comuna de Dos Mangas, a la que puedes llegar pedaleando. Allí puedes escoger entre dos caminos: uno con cascadas y otro con pozas de agua. Podrás refrescarte y pasar una tarde excepcional. Por supuesto que también puedes llegar en bus y luego camioneta, si prefieres mantenerte fresco.

Si te interesa ingresar en el mundo subacuático, estás en el lugar correcto. Aquí tienen una de las mejores escuelas de buceo de Ecuador. Se ofrecen cursos certificados y también un día entero de paseo bajo el mar. Sin embargo, si prefieres mantener sobre la superficie puedes practicar canotaje o rafting.

Blue-footed bubbies

Una buena alternativa es llegar hasta la Isla de Plata, muy cerca de la costa. Allí se pueden avistar piqueros de patas azules, cangrejos rojos y una llamativa cantidad de especies curiosas. Además, si planeas tu viajes entre junio y septiembre, puedes tener la suerte de avistar una ballena jorobada.

Mientras que para los más jóvenes el mayor atractivo está en el centro de la población, con sus bares y discotecas, las familias prefieren alojamientos cerca de la playa con vista al mar. Con fiestas, clases de yoga, kilómetros de arena y porciones de selva, Montañita es un destino para todos.

Comentarios

Deja un comentario