Tips para comenzar a viajar solo, no te quedes sin viajar.
Tips para comenzar a viajar solo

Tips para comenzar a viajar solo, hay un comienzo para todo, incluso para viajar solo. Y no existe ninguna razón para que vaya mal mientras sigas estas recomendaciones.

Muchos jóvenes viajeros suelen realizar sus consultas. No suelen saber por dónde comenzar a pesar de su deseo de ya haber empezado. Sabiendo que este tema es probable que se interese a más de uno, aquí van algunos tips.

¿El primer paso? La decisión de viajar solo debe salir de ti

Es esencial para el viaje ir de a poco. Esta decisión no debe haber sido impuesta sobre ti desde afuera. Pueden ser tus padres, quienes creen que una experiencia de este tipo formará tu carácter. O incluso que quieres imitar a alguien que admiras.

Salir solo no es complicado. Pero ante todo requiere de cierta confianza en ti mismo a la hora de tomar decisiones personales. Ciertamente experimentarás la libertad de decidir que tú mismo has ejercitado. Este es el primer paso, y justamente es el más importante de todos.

Acampa solo sin riesgos
Requiere de cierta confianza en ti mismo.

Cómo estar seguro de querer partir

En términos de viajes y seguridad, debes escuchar bastante a tu instinto. Si no sientes nada, interprétalo y confía en él, sin caer tampoco en la paranoia. Si tu desconfianza es más fuerte que tu deseo de partir, posiblemente no sea el momento adecuado.

‘Todo a su debido tiempo’ no significa específicamente que debas hacerlo en cuanto te encuentres listo. Hay cientos de preguntas que debes hacerte primero. Sabrás que estás listo una vez que superes la ansiedad, el miedo y las dudas. Y, por supuesto, se volverá obvio, y los miedos que quedarán serán solo de tipo financiero.

Investiga y organízate, pero no demasiado

El conocimiento es poder. Esta es la fórmula fundamental para un viaje. Porque se trata de aprender sobre los lugares adonde vayas para protegerte lo más posible. Información sobre esquinas que debes evitar, frases amables o comportamientos no recomendados, entre otros. Pero también aquella que te enriquece y que es necesario integrar rápidamente, como el lenguaje, las costumbres, la historia y las creencias. No se trata de aprender todo, o sí si lo deseas, pero sí deberías adquirir algunos puntos útiles.

Por ejemplo, intenta conocer medianamente la ciudad al momento de llegar a una nueva. Como los vecindarios y su disposición dentro de la ciudad, y el nombre de las principales calles. Puede parecer bastante, pero también puede ser una buena manera de sentirte seguro. Esto no evita que te pierdas entre las calles o te desorientes, pero sí podrás sentir mayor confianza si te sucede.

Mantén un plan tentativo.
Mantén un plan tentativo.

También es importante organizarte por adelantado, para restar estrés al llegar al lugar. Reserva tus tickets de avión o de tren, tu hospedaje e, incluso, visitas a museos, para evitar largas filas. Puede tomar varias horas, pero te ahorrará tiempo y calma mental una vez que llegues.

De todos modos, hacer demasiado puede ser contraproducente. Escribir un programa hora por hora, día por día, puede causarte ansiedad en vez de darte seguridad. Querrás que todo se desarrolle perfectamente sin dar lugar a deseos o reuniones que puedan surgir.

Cuéntale a alguien tu itinerario

Es una simple medida de seguridad, pero será aliviador para ti y para tus seres queridos. Alguien siempre debe saber dónde estás. Si no es tu hospedaje, al menos la ciudad o el vecindario. De esta manera, si pierdes contacto, habrá un lugar por dónde comenzar a buscar. O si ocurre un imprevisto, tus familiares podrán rápidamente averiguar si te encuentras a salvo. Prevenir es mejor que curar.

Someone must always know where you are.
Alguien siempre debe saber dónde te encuentras.

Tómate el tiempo para descubrir

Tienes la oportunidad de viajar a tu propio ritmo para descubrir un nuevo lugar. Así que, ¡disfrútalo!. Tú eres el que establece las reglas. Si quieres pasar seis horas en un museo o disfrutar de un brunch en un palacio por tres horas, no es problema.

La gran desventaja de viajar acompañado es encontrarse comprometido a cumplir con un programa: qué hacer y cuánto tiempo. Aquí la pregunta nunca surgirá y debes aprovechar su ventaja: no hay obligación de apurarse si no es tu deseo. Estando solo se tiene más tiempo, lo que justifica que explores hasta saciarte o caer exhausto.

Prueba cosas

No tengas miedo de experimentar por ti mismo. Mientras esto no afecte todas las situaciones, siempre descarta todo lo que pueda ser peligroso para tu salud o tu seguridad. Pero para el resto, ¡siéntete libre!

Por momentos te encontrarás haciendo aquello que no te atreverías en tu vida cotidiana. Como comer solo, acercarte a alguien para pedir información, bailar en una fiesta popular, cantar en un karaoke o alquilar una bicicleta. El viaje solitario es también eso: ponerte a prueba y superar tus propios límites.

Lleva solo lo esencialmente necesario

No hay necesidad de llevar contigo toda tu vida. Seguramente llevarás los mismos dos pares de zapatos. También esa pollera larga tan práctica será tu mejor amiga y que ese par de jeans te acompañarán a todos lados. No necesitas equipamiento para tu computadora si no trabajas con ella o joyas autóctonas que atrapen tu vista.

You do not need computer equipment if you do not work on it.
No necesitas equipamiento para tu computadora si no trabajas con ella.

Cuanto más viajes, menos llevarás contigo. Verás que comenzarás con una valija y dos mochilas, y luego sólo te quedarás con una de ellas. Pero ahórrate la transición y ve directo al grano.

Tus documentos, una guía, un buen par de zapatos, algo para mantenerte abrigado y cómodo, un vestido o un traje para salir, una novela, una cámara, medicamentos y algo para lavar e hidratarte. Nada más. Si llevas más, de seguro no lo usarás. Y, principalmente, será menos peso que cargar.

Para ti. Para otros. Una sonrisa siempre trae premio, es gratis y se siente bien. No tengas miedo de ser amable, no atraerás la atención más de lo necesario. Si hay gente que lo ve como una debilidad, es porque no han entendido todo lo positivo que trae viajar.

Comentarios

Deja un comentario