Viajar en tren por Ecuador

¿Alguna vez has pensado dejar aviones y ómnibus atrás para conocer las maravillas de Ecuador? Viajar en tren le dará un toque vintage a tu expedición, pero con todas las comodidades de este siglo. Este modo de recorrer te hará sentir dentro del propio corazón de Los Andes, donde ninguna otra ruta hubiera sido posible.

Aunque el sistema de vías no está disponible para el traslado de gran número de pasajeros, las rutas están en uso sólo para viajes turísticos. Aprovecha la oportunidad de viajar a través de estos caminos y emprende un trayecto tan emocionante como el destino final.

¿Qué tour escogerás para comenzar? ¡Qué difícil decisión!

Nariz del Diablo

El tren recibe su nombre por una famosa pared de rocas con una inclinación de 45 grados, llamada la Nariz del Diablo, que es parte de la excursión en tren. Sin duda es una de las vías más particulares que encontrarás en el mundo.

Este viaje te llevará a través del aire fresco de las nubes del bosque hasta llegar a la selva que se encuentra cerca de la costa ecuatoriana. Ten en cuenta vestir varias capas de ropa para estar a gusto ante los cambios de clima que se presenten.

Al viajar en este tren podrás disfrutar de los bellos alrededores dentro de la Nariz del Diablo a través de tu ventanilla o, si eres un poco más aventurero, puedes trepar hasta el techo del vagón y disfrutar el paseo desde arriba. Numerosos turistas eligen la segunda opción y llevan una manta o un cojín para sentarse y tener una excursión más cómoda.

El tour a la Nariz del Diablo sale a diario, así que existen numerosas oportunidades para disfrutar de este magnífico plan.

Tren de los Volcanes

En este viaje cautivador, el tren te llevará a cruzar Los Andes desde la bella ciudad de Quito, hasta el pie de uno de los volcanes activos más grande que existe en el mundo.

Cotopaxi, ubicado en la ciudad de El Boliche, se formó por erupciones que dieron forma a montañas y volcanes gigantes. De cualquier manera, quedarás deslumbrado por la ruta multicolor que te acompañará todo el recorrido.

A medida que avanzas en la travesía, el paisaje varía desde el verde brillante hasta parches color marrón sobre las sierras y pendientes de las montañas, muchas de las cuales son regularmente empleadas para cultivo.

Tren de la Libertad

Este viaje obtiene su nombre del enfrentamiento ecuatoriano por la libertad y la independencia de España, ocurrido hace doscientos años.

La moderna ruta se extiende treinta kilómetros desde la ciudad de Ibarra hasta el pueblo de Salinas y luego de regreso. Mientras el tren sale de Ibarra, emprende su camino a lo largo de un hermoso escenario campestre, pasando por ríos y las majestuosas tierras de Los Andes.

Esta ruta es particularmente famosa por pasar por numerosos túneles. Estos fueron creados por obreros picaron las rocas hace cientos de años, empleando poco más que picos y palas.

Salinas, adonde te llevará este tren, es sin duda un lugar muy especial. Los afro ecuatorianos que allí viven dan la bienvenida a todos los visitantes con bailes tradicionales. Un espectáculo que verdaderamente vale la pena presenciar.

Finalmente, antes de regresar a Ibarra, no te olvides de visitar su museo de sal. Es increíble.

Tren de la Dulzura

Esta es definitivamente una gran aventura para embarcarse. A lo largo de esta ruta serás testigo de cómo las planicies de la costa se encuentran con el relieve de Los Andes.

Visitantes pueden admirar una gran cantidad de paisajes donde se trabaja la agricultura. Desde campos de arroz hasta plantaciones de caña de azúcar y luego encontrar plantaciones de cacao.

Después de un viaje de diez horas, el tren llegará a Bucay, donde serás recibido en la estación por habitantes locales. Te sentirás maravillado por la presentación folklórica actuada para ti.

Casi dos horas libres serán suficientes para comprar algunos recuerdos y almorzar.

Este viaje en tren te llevará por los paisajes más sorprendentes y te acercará a la historia de la ciudad y sus tradiciones.

Una manera no muy usual de transporte puede hacer que tu viaje sea distintos de cualquier otro y también muy especial, de seguro.

Comentarios

Deja un comentario